José Mourinho se hace hincha del Barcelona y basurea a Zlatan Ibrahimovic >> Punto y Seguido


A estas alturas no nos queda otra que tomarnos en broma al personaje cuando no salta al ruedo con máximas autoritarias y pendencieras, a partir de las cuales podríamos escribir una novela de ficción: Las mil mentiras de José Mourinho, se titularía.

Pero no estamos en esta tribuna, Jueves Santo para algunos, con ganas de criticar al Emperador del Real Mourinho, figura en la que abdicó hace tiempo el Zar Pérez, una vez apostatado el Príncipe del Verbo, Jorge Valdano, hoy vulgar correo como el recordadoMiguel Strogoff (no es una salsa, Mou y te recomiendo que leas a Julio Verne).

No, hoy nos gustaría ser sicólogos porque, aunque alguna vez hemos intentado citar aFreud, descubridor de las profundidades más oscuras del ser humano –por exhaustivo y genial-, no tenemos suficiente letra para que este tango deje de ser tocado de oído.

Por tanto, sólo iremos al relato breve y, por ende, estar a la altura y longitud del pensamiento de Mou. Veamos: Zlatan Ibrahimovic, al acabar el duelo contra el Barça, lanzó un “ahora entiendo los enfados de Mourinho cuando juega con el Barça”, en clara referencia a la actuación arbitral.

Josep Guardiola, ni lerdo ni perezoso, apuntó: “si ahora, el Sr. Ibrahimovic se quiere hacer el amigo de Mourinho…”, y ahí lo dejó, dando a entender que era una alianza coyunturalentre los ex Inter pero nada más.

En la rueda de prensa posterior al dudoso honor de recibir dos goles del Apoel en el Santiago Bernabéu, José Mourinho agredió, irónicamente, a Ibra: “creo que es un chico inteligente, pero lo entendió tarde”. Contra todo pronóstico, el luso no aceptó el pie dado por el Danzarín del Área y, además, lo vapuleó en público mediante la frase que es unninguneo en toda regla.

¿Qué le pasó a Mou que no sólo no abrió la boca sino que, ¡además!, auguró un Barça en la final “porque son muy buenos”? Primero, debido a que su voz crítica y bravucona está a cargo del portavoz Eladio Parames, quien saltó al ciberespacio, socarronamente, con un“ya sabemos quién ganará la Champions”, dando a entender que los árbitros visten de blaugrana.

Segundo, porque Ibra pasó al Milan, otro de los repudiados clubes por Mou -¿por qué odia todo lo que, por dignidad, merece respeto?- y de aliarse al sueco, los aficionados del Inter explotarían de rabia.


El portugués, primero de todo y como líder autoritario del Real Madrid, es populista, luegocínico y, por último, fragmentador de la realidad. No le convenía alienarse a Ibra y, dejando la puerta abierta a su regreso al Inter, lo humilló en público. Usar en la misma frase el nexo inteligencia-entender-tarde, es basurear al sueco.

Y tercero, lo más importante para él. Michel Platini, le dijo mirándole a los ojos: “no te metas con los árbitros de la UEFA”. Mou, por las dudas, y aspirando a verse en la final paradar el recto de su trivote a Casillas mientras el Barça la toca y lo arrincona, ha pensado: “fue una advertencia, como critique me borran”. Así que sugiere pero no es explícito…por ahora y hasta que pierda.

Todo el mundo sabe que Mou está preparando su salida del Real Madrid y que el club se quedará más solo que Parames sin twitter. Entiende, Mou, porque lo tremendo de su accionar es la premeditación y alevosía de cada uno de sus verbos –y pensar que hay ingenuos que lo creen sincero y, sin embargo, aceptan que construyó un personaje-, que la vida sigue y necesitará de los arbitrajes como todo el mundo.

Porque si aceptó los errores a favor de su Inter y si no pía con los puntos ganados por el Madrid, en Vallecas, por ejemplo, ha de resignarse al despiste en su contra. Después de todo, lo único que hace Mou cada vez que se enfrenta al Barça, es defenderse y llorar. Si alguna vez prueba estar a la altura del club en el que manda, tal vez gane o, al menos, no avergüence nunca más a nadie.

Que te ha parecido este articulo?
Publicado por: Ivar de 'Punto y Seguido'
Quieres escribir para Barcablog.com? Contacta aqui